jueves, 29 de noviembre de 2012

LA TRAMPA III


III

La ciudad es una trampa:
quiere matar,
en cada esquina corres peligro
inhumano
se cierra sobre tus ojos,
te venda su falsedad
hasta dejarte las ganas pesadas
como cristos.
Me escurro entre sirenas 
y propaganda berreta,
busco las estrellas de la noche
tras las perlas de mercurio.
Camino despacio,
dejo atrás avenidas,
trapitos y fuentes.
Encuentro en otras voces
lo terminal de esta enfermedad muda
que quise ver alejada
de mi barrio.
Ya no vivo el pasado
hoy lo acepto para sentir
y no padecer entre muecas
implantadas
esclavistas,
ser ayer es oxidar bisagras
como lamentar cumpleaños.
No acepto repetir la culpa,
que mi libertad consuma el rencor
para andar sin su carga
y dejar mis muletas de calas.
   


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada